I2B8365 1

 

Titre Nauf Espagnol

 

presentación

ESPECTÁCULO NOCTURNO / DURACIÓN 01:15 

 

Fábula orgásmica y telúrica.

«Yo imagino un espectáculo grotesco, irracional, excesivo, divertido y poético, donde dios nos mira y no le importamos. Un mundo a la Fellini.»

Barthélemy Bompard

La imagen de la balsa de la Medusa es un manifiesto político y social. También es la metáfora que Barthélemy Bompard ha optado para abordar el varamiento de nuestro barco "democrapitalisto".

La noche. Ruido de bocinas de autobuses, de coches que frenan. En el vasto mar humano de una ciudad en ebullición, siete personajes crudos como la carne, ácidos como el mal sudor, divertidos como la infelicidad de los otros... oscilan entre el exceso y la desgracia. Parábola de la época, el libertinaje descarado, farsa pesimista, paroxismo de cada quien por su cuenta. Disfrazados en un torbellino de colores chillones, estos pollos, gallos, patos y otros seres híbridos de la alta alcurnia del corral, se embarcan en una orgía pintoresca para beber, comer, disfrutar y explotar.

Disueltos en la sal gruesa de sus excesos, arrastrados por la resaca del choque de mundos como un maremoto terrible, se encuentran perdidos en medio del séptimo continente.

Con un fondo de música experimental, intervenciones vocales y la fricción de las bolsas de plástico, ellos dudan... Abandono-oración-histeria-lágrimas-ayuda-encontrar su lugar-esperanza- postración-equilibrio-desequilibrio-alucinación-canibalismo-alegrìa-locura-miedo... El horizonte ya no está en sus pies, sobre el asfalto duro de la acción y apariencia, pero está expuesto al viento de sus profundidades.

Entre locura y solitud, la línea de demarcación es ínfima e infinita. 

Palabras del director:

Cuando la Medusa encalló,
el capitán del barco hizo evacuar el naufragio
y determinó que se irían sobre las canoas salvavidas
o en la balsa improvisada.
Ciento setenta y cinco personas fueron designadas
para terminar el viaje en la embarcación de fortuna!
Inicialmente, todo el convoy estaba asegurado pero dada su pesadez,
el capitán cortó la cuerda que unía las canoas a la balsa de rescate
y esta última partió a la deriva.

A la locura, al suicidio, al asesinato, a el hambre ...
solo sobrevivirán quince personas,
en su mayoría oficiales de alto nivel !

Ya sea en 1816 o en 2013 cuando hay un naufragio
son los frágiles que se encuentran en la balsa del lío;
los otros, los responsables del naufragio están en botes de emergencia.

Tormenta social, política y existencial a través del drama de un naufragio.

La balsa de la Medusa es la metáfora que he elegido
para abordar el naufragio de nuestro barco "democrapitalista"
dirigido por grandes capitanes
que lamentablemente nos han hecho encallar
en el banco del consumo, la globalización y la inmoralidad.

tableau 1 james ensor       tableau 2 james ensor
© James Ensor / Intrigue                                               © James Ensor / Le Grand Juge         

naufrage 442


distribución

un espectáculo de Barthélemy Bompard

puesta en escena Barthélemy Bompard asistido por Nicolas Quilliard

inventado e interpretado por Armelle Bérengier, Dominique Bettenfeld, Eric Blouet, Thérèse Bosc, Jean-Pierre Charron, Céline Damiron & Nicolas Quilliard

creación musical Laurent Bigot y Olivier Noureux en la tuba

trabajo vocal y de sonido Jean-Pierre Charron

trabajo coreográfico Judith Thiébaut

diseño de vestuario Marie-Cécile Winling

vestuario Marie-Cécile Winling y Catherine Sardi

escenografía Dominique Moysan

construcción de las decoraciones Dominique Moysan, Laurent Desflèches

iluminación Djamel Djerboua

sonido Nicolas Gendreau

producción y distribución Vinciane Dofny, Marjolaine Lopez, Sandrine Morel

ayudas a la creación y apoyos

Ayudas a la creación y apoyos :

Atelier 231 | C.N.A.R. à Sotteville-lès-Rouen

Le Boulon | C.N.A.R à Vieux-Condé

Le Citron Jaune | C.N.A.R. à Port-Saint-Louis

La D.G.C.A

Lieux Publics | Centre national de création à Marseille

Le Moulin Fondu | C.N.A.R. à Noisy-le-Sec

La Paperie | C.N.A.R. à Saint-Barthélemy d'Anjou

Le Parapluie | Centre international de création artistique à Aurillac

Pronomade(s) en Haute-Garonne | C.N.A.R. à Encausse-les-Thermes

Quelques p'Arts... Scène Rhône-Alpes | C.N.A.R à Boulieu-lès-Annonay

video fotos

 

Teaser - agosto de 2015 - Christina Firmino | 6'16

p-8H4B5689 p-8H4B5708
p-8H4B5721 p-8H4B5799
p-8H4B5805p-M1008666
p-M1008684

 

extractos de prensa

Cassandre / Horschamp

Bruno Boussagol

Nada más que una ondulación de plástico sobre aguas muertas.

La compañía que me consternó el sábado pasado, existe desde aproximadamente treinta años. Ella no transige jamás sobre el contenido. Siempre busca la dramaturgia. El nivel de actuación es muy elevado. La escenografía sutil. Casi en cada creación: una invención lingüística. Aquí, además, un universo musical y sonoro agradable (Laurent Bigot). Trabajo de grupo, trabajo de artistas.

Naufrage (Naufragio), tal es el nombre del nuevo espectáculo de Kumulus. Barthélémy Bompart, director  artístico, se inspiró en la obra de Théodore Géricault: La balsa de la Medusa, una obra magistral de 5 metros por 7... El naufragio de la compañía Kumulus es particularmente cruel, porque es el nuestro. No revelaré nada, tanto como sea posible. Sólo dar la extensión de los daños. Estamos en un universo beckettien donde los héroes seran al azar: Michèle Alliot-Marie, Carla Bruni, Anne Lauvergeon, François Pinault, Bernard Arnault, Bernard Tapie y en el papel de mayordomo, Claude Guéant. No pasa nada... pero a gran velocidad! Transacciones, intercambios, copulaciones, risas, invitaciones, viajes, exposiciones de arte contemporáneo, denuncias, vigilancia, adoración, seducción...

Una primer media hora jubilatoria durante la cual el cuerpo de los espectadores son tomados de vibraciones nerviosas. Estamos secuestrados alrededor de una plataforma tropeziana. Los espectadores, a la vez ofuscados, erotizados, frustrados, desesperados. Y luego viene el hundimiento de este mundo en el cual nos hemos embarcado a pesar nuestro. De la obstrucción de Saint-Tropez, navegamos hacia la inmensidad y la desolación de este séptimo continente del cual nadie vendrá a rescatarnos.

Genialidad de esta compañía que, tan solo con algunos accesorios, trajes hermosos de ironía, y estrictamente semiológica, con un dispositivo escénico potente, ingenioso y eficiente nos transporta literalmente.

Naufragio del ser y de las apariencias, actuado, desglosado por siete cómico(a) s en la cumbre de su arte. Al final, nos unimos a la ondulación de plástico sobre aguas muertas. Si la categoría de "obra maestra" existiera en el teatro de calle, es así, que yo calificaría Naufrage.


Libération

Paul Lorgerie

El humano hecho un lío

Naufrage avanza tímidamente sin que el espectador se pierda en las aguas en las que divagan, con algunas brazadas que sólo dan tiempo al cuadro de Théodore Géricault de reproducirse gracias a la coreografía de los actores. La cual se extiende lentamente, de una comilona excesivahacia a una descripción física de la locura, mientras que la fuga de toda esperanza gana la mirada de burla de personajes desconcertantes.


Médiapart

Jean-Pierre Thibaudat

Suben en la balsa tres hombres y tres mujeres con ropas finas de otra época, el cuerpo hinchado de orgullo, de comida demasiado nutritiva y de suficiencia. Al pie del puente, un mecero chivo expiatorio a preparado las copas de champán. Ambiente mundano y decadente. El ritmo, los tirones, los trinos son muy trabajados. Se miran con altaneria, se lanzamos bromas, es el cotilleo en unos gestos muy coreografiados. Es como una película de Buñuel proyectada un poco lenta.

Cuando el aburrimiento comienza a aparecer, todo va mal: la balsa, amarres cortados parte en alta mar, deriva, se balancea . Una aristocrata en apuros que, por falta de alimentos, está a dos dedos de canibalizarse y comerse al mesero vestido de repente de una cabeza de cerdo. Ida y vuelta entre la balsa, pobre en alimentos, pero rica en bolsas de plástico desesperadamente vacías, que los invitados tirar del mar incrementando así, la enorme contaminación para terminar en veneno letal en los estómagos de los peces.


France 3 Auvergne

Extracto del noticiero 21 de agosto 2015 / Reportaje de Laurent Pastural y Valérie Riffard

Un espectáculo inquietante que termina con la denuncia de los naufragios, por desgracia contemporáneos, el de los migrantes en el Mediterráneo.


L'humanité

Géraldine Kornblum

La compañía Kumulus con Naufrage y su visión mordaz del varamiento del barco "démocrapitaliste" en la tormenta social y política.


Danser

Thomas Hahn

Una recepción, un baile. Mundano y caprichoso como en los años más alocados. Disfraces que son un espectáculo en sí mismos: opulencia cromática y extravagancia de accesorios para las mujeres, elegancia mundana del lado de los hombres. Se charla, se ríe artificialmente, se emborrachan. La continuidad lógica: una partida de bunga bunga, estimulada por el champán. Y de repente, caricaturalmente, parece que se besuqueana el uno al otro. Pero la verdad es que soplan. Pechos, glúteos y bustos toman dimensiones fantasmagóricas como cuando uno ve al otro a través de un deseo impaciente, bajo la influencia del alcohol.
Todo está en los detalles, en la excelencia de estos actores corporales fuera de serie, en las imágenes. Cuando el barniz se agrietas, ellos ponen otra capa - de maquillaje. Como para mejor conjurar a Dionysos, uno se maquilla de todos los colores. Naufrage toma entonces dimensiones de un espectáculo de payasos, sin tratar de hacer reír. Como en una pesadilla, la balsa comienza a balencearse y los fiesteros despiertan en los desechos del mundo de la consumación, esta medusa industrial que los había enriquecido a todos tirando sus desechos en el mar.
Tambíen, la compañía nos envía a la balsa de la medusa, a la inmoralidad de una sociedad capitalista que se resume en la historia de los náufragos de la fragata fatal. Naufrage es un espectáculo visual y gestual, representado por actores conviertidos en una referencia en el mundo del teatro corporal. 


Théâtre du blog

Edith Rappoport

Sobre una balsa que se balancea, izada de un largo mástil lleno de bolsas de plástico, una fiesta reúne a colegas de trabajo, personajes hinchados y maquillados con exceso, que no tarda en degenerar en un estruendo salvaje. Hombres y mujeres se abrazan contrapeados, se besuquean a voluntad, sin distinción de sexo con un ardor desesperado. Todo el mundo termina por dormirse y se despierta desprendiendose de sus barrigas, pechos falsos y de una parte de sus máscaras coloridas. La balsa se balancea cada vez más y todos van a retirar las bolsas del mástil para lanzarlas alrededor de la balsa, después de haberlas usado como sombreros o para vestirse.
En este mar embravecido que no les ofrece ninguna salida, los siete protagonistas parecen cada vez más desesperados! Interpretada con fuerza por una compañía acostubrada a las aventuras Kumulus, este espectáculo fascina la mayoría de los 800 espectadores reunidos alrededor de la balsa, pero molesta a algunos.

fechas pasadas

En Francia 

Quelque p'Arts...,  Boulieu-lès-Annonay (07)

Saison du Théâtre de Vienne, Vienne (38)

Festival Friction(s) - Château Rouge, Annemasse (74)

Festival Furies, Châlons-en-Champagne (51)

Festival Les 3 jours du théâtre, Estagel (66)

Festival International de Théâtre de Rue, Aurillac (15)

Saison de La Rampe - La Ponatière, Echirolles (38)

Saison des Pronomade(s) - C.N.A.R., en Haute-Garonne (31)

Des Tas d'Urgences, Rousset les Vignes (26)


En el extranjero

Festival de Teatro y Artes de Calle, Valladolid (Spain)

Europäisches Strassentheater Festival, Detmold (Germany)

 

 

 

 

ARI Ext Menu - es